Llegué algo escéptico, y me encontré con un proceso magnífico de autodescubrimiento, donde eres tú quien te das las respuestas. La labor de David fue extraordinaria: desde el respeto, con la pregunta poderosa y adecuada en cada instante, transmitía paz, profesionalidad, y centramiento. Altísimamente recomendables ambos: la herramienta y la persona.​

 

José Pedro García. Coach, conferenciante, escritor y empresario. 

 

Tarot:

Una sesión con David es más potente que cualquier curso intensivo de fin de semana. Se agradece su mirada abierta y reflexiva, carente de juicio, y su profundo conocimiento del Tarot. Se nota el amor que pone sobre la mesa.


Sueños:

Cada vez que he tenido un sueño inquietante, he acudido a David para que me ayudara a descifrarlo. Me maravilla su forma de escuchar, de hacer algunas preguntas "clave", y la facilidad que tiene para hacer desvelar los mensajes ocultos de los sueños, que quedan absolutamente claros y obvios con su ayuda.

 

Isabel. Pintora y co-fundadora de la ONG APM Africa.

 

 

Un viaje interior y mágico. Supe que jamás había querido una vida de sacrificio, trabajo y esfuerzo. Me enteré de que mi perfecta vida y mi gran trabajo no me gustaban. Aprendí que mi fuerza de voluntad, estabilidad y sensatez eran cualidades impuestas, y que dentro de mí había una enorme creatividad y la locura necesaria para aplicarla cada día, ambas encerradas por mí en un rincón olvidado. David fue la llave que precisaba.

 

Cristina. Librera y emprendedora, fundadora de Un Cuarto Propio.

 

 

 Fué como un volcán submarino que estalló, para que todo lo que se movía en las tinieblas saliese a la luz. Ahora estoy más activa y decidida que nunca a hacerme cargo de mi vida, y a tomar las decisiones necesarias para ser quien soy.

 

Olga Real Riera. Personalizadora de relatos, fundadora de Yo Escribo Por Ti, y cuidadora de casas.

 

 

A David le rodea algo solemne, lo lleva puesto, y es preciso en las palabras y en lo que hace. Con respeto, casi con admiración, con una delicadeza que me estremeció, cogió cada pieza y colocó mi vida, mi vida entera, en la mesa de operaciones. Todo se iluminó. Todo se conectó. Todo se concretó. No se me ocurre un regalo mejor. David tiene un don, independientemente del Tarot.

 

Lorena López. Periodista.

Cambió mi vida para siempre. Marcó un antes y un después. No he vuelto a ser la misma. Qué bien se queda una mandando a la mierda los cuentos de princesas y los victimismos. David me enseñó a abrazarme y a hacerme responsable de todo lo que yo sola me estaba creando. Me enseñó a amar y a utilizar el miedo, a confiar, a mantenerme fiel a mí misma. Y cuando al principio, los días posteriores, el cambio me daba vértigo, me dejó que le contara y estuvo ahí para arroparme, como un maestro que te muestra las puertas y te deja ser a ti quien las abra. Y al abrirlas, empiezas un camino sin retorno en el que la sanación está implícita, y en el que la magia existe.

 

María Malo. Diseñadora de moda.

Una sesión de Tarot con David es uno de los encuentros más lúcidos, apasionantes y útiles que he tenido conmigo misma. A través de las cartas, desde el respeto absoluto y con absoluta entrega, David hace que seas consciente de cómo te has narrado tu vida, y que descubras así en ti las soluciones para cualquier problema.


Si tengo que destacar algo es la inmediatez. La toma de decisiones es instantánea, clara y rotunda. Al igual que los cambios en tu vida tras ello.

No hay proceso largo ni fatigoso. No hay nada que transitar. 

Es toma de conciencia y decisión instantánea. 

Un salto, un click, un orgasmo.

Zaira Montes. Actriz.

En unas horas entendí muchas más cosas que en todos los años de terapia, y al respirar ya no siento esa presión en el pecho. No sé qué hizo David conmigo, pero ha sido realmente liberador. Algo se ha desbloqueado de verdad para siempre. Ahora entiendo lo que realmente quiero. Se acabó de ir con la cabeza agachada, como si no quisiera molestar.

Carla. Creativa de publicidad.

 

 

Mucha paz.

 

Laura. Arquitecta.

 

 

El Tarot de David es la herramienta más poderosa de toma de consciencia que he conocido. Me hizo volver a ponerme en mi centro y recordar lo que ya sabía pero no era capaz de ver... David me transmitió confianza y paz desde el primer momento en que intercambiamos el primer email. Esa sensación de que parece que le conoces de toda la vida... aún sin conocernos en persona.


Soy cantante lírica, e incluso he notado un gran cambio en mi voz después de la sesión, como si todo hubiese empezado a "caer en su propio lugar". Cuesta poner palabras a algo tan mágico... y a alguien tan especial como David. Absolutamente recomendable. 

 

Julia Sariego. Soprano.

Un regalo, eso es David. Sesión mágica. Tiempo detenido. Sonrisa perfecta. Ojos en los que perderse… Que te llevan a una inmensidad que te hace cosquillas. Estar en casa. Eso es David.

Ana. Abogada.

La sesión de tarot con David es espectacular. Me ha ayudado a ver más cosas de mí, a destapar cosas a las que no sabía llegar conscientemente.

 

Macarena. Viajera y escritora.

 

Acudí sin expectativas y fue realmente mágico, sobre todo por la energía que David desprendía. Sus palabras, su mirada, su interpretación, su manera de contactar con esa esencia, en fin, todo su ser, unido a la atmósfera apacible, me invitaron a reflexionar y a encontrarme conmigo misma. Desde aquél día, mi caminar es más sano, me conozco mucho mejor, veo las puertas que se abren, conecto con mi fortaleza y sabiduría y, sobre todo, siento que mi luz brilla por sí sola. Ha sido un gran regalo conocer a David y me alegra sentir su energía cerca.

 

Raquel. Analista Web.

 

 

El tarot expresó lo que mi parte racional no me dejaba ver. Puso en orden mis ideas, sentimientos y pensamientos, que en ese momento formaban una nebulosa. Me encantó la experiencia. Gracias a ella me he arriesgado, y he comenzado a guiarme por el corazón y la intuición"

 

Sara de Torres. Artesana y diseñadora de mobiliario.

 

Fuí nerviosa y emocionada, pero enseguida me sentí cómoda y acompañada en el camino por la tranquilidad y la mano cálida que tenía enfrente. Gracias a tu paciencia conseguí abrir una puerta en mi consciencia.

 

Eva. Física y emprendedora.

 

 

Llegué bastante asustada. Me tranquilizó mucho la voz de David y la manera en que me hablaba. Fue emocionante ir viendo, a través del tarot, mi vida con tanta claridad: el punto en el que estaba, hacia dónde quería ir, los obstáculos que yo misma me ponía, los recursos que tenía para abordarlos, a dónde quería llegar... y todo de una manera tan clara y sencilla. Esa misma noche comencé un trabajo personal tan intenso, que solo un mes después, me parece increíble haber vivido tantas cosas. Ahora mi vida es un constante cambio. Me estoy arriesgando a hacer cosas que nunca antes había hecho.

 

Encarni. Profesora y arquitecta.

 

 

Una sesión divertida con David, que pone todo su amor y tranquilidad para que crecer sea un juego. Miles de re-evoluciones y transformaciones maravillosas se están produciendo en mí desde entonces, a una velocidad impresionante.

 

Arapanbu (Seudónimo). Ocupación desconocida.

 

 

Ya al día siguiente de la sesión comencé a sentir aspectos diferentes sobre las mismas situaciones antes vividas, y sin pensar sobre ello, como si la información estuviese ahí y empezara a procesarla algo por mí, sin hacer yo ningún esfuerzo. Cada día algo nuevo. Es increíble.

 

Inma Morales. Bailarina y cuidadora.

 

 

Desde la sesión me he convertido en una observadora de mí misma. Las experiencias fluyen sin más. He comenzado a flipar conmigo, enamorándome de la vida. Unas horas bastaron para quitarme toda la "tontería" que llevaba encima. No puedo definirlo con palabras, hay que vivirlo y sentirte... mágico David.

 

Elisa. Consultora financiera, asesora de imagen, doula, poeta y emprendedora.

 

 

Una sacudida. A veces permanecemos en un profundo sueño del que no queremos despertar y necesitamos que nos agiten con fuerza. Gracias por el gran poder transformador de tus palabras, por encender el fuego. Ahora todo es más simple. Todo se produce en un abrir y cerrar de ojos. Todo ya está aquí, en mis manos.

 

Elisa Hernández. Enfermera.

 

 

De verdad que ha sido magia pura. Me he sentido comprendido, escuchado y confrontado en un sentido tierno y amoroso. Solo tengo palabras de agradecimiento. Fue como si te estuvieras comunicando directamente con lo que soy y nunca debo olvidar.

 

Jose Juan. Productor audiovisual.

 

 

Gracias por tu capacidad de ponerte en mi lugar, tu paciencia, tus enseñanzas... Siento que a través de ti me conocí... Me descubriste. A raiz de nuestra sesión me siento diferente. Ahora vivo en armonía y calma, disfrutando de cada momento y de las posibilidades que se abren ante mí.

 

Fátima. Ingeniera agrónoma.

 

 

Sencillez, sinceridad, honestidad. Co-creamos una realidad, dibujamos juntos una sonrisa y la decisión se puso en pie.
 

Ana. Renaciendo.

 

 

Creo en la magia y el otro día la viví. El Tarot Evolutivo fue como quitar un tupido velo para reconocer lo que ya estaba ahí. Fue morir para renacer desde otra profundidad. Fue un paseo lleno de humor, determinación y ternura. Un paso clave para mí, para dejar de marear la perdiz y soltar las alas.

Beatriz Blasco. Coach.

 

 

Un tiempo mágico de pararte ante todos los aspectos de tu vida e ir abriendo puertas hacia nuevos y apasionantes misterios. Así es como resumiría mi sesión con David… cuyas resonancias se siguen desplegando todavía hoy, meses después.
 

Mercedes. Psicóloga clínica.

 

 

Fue algo trascendental para mí. Vivirlo escapa a todo intento de reducirlo a una descripción. En una sola sesión amigable y calurosa, y a la vez profunda y poderosa, se resolvió en mí aquello que me estaba impidiendo avanzar. Ahora estoy llena de una energía maravillosa, la mía, la que estuve reteniendo durante tanto tiempo y con la que me he podido reconectar. Soy, fluyo, me doy, me abro, me entrego, me muestro, me veo y veo al otro, apuesto, pase lo que pase me arriesgo, decido, digo... Sin duda alguna, es una experiencia que recomiendo a todo aquel que se encuentre en una intensa búsqueda de sí mismo.

 

Papalotl (Seudónimo). Soñadora, tejedora de arañas

y diseñadora de nubes.

 

 

No sólo me ayudó lo que vimos en las cartas, sino la presencia agradable y segura de David. Cuando me avisó de que al salir por la puerta ya nada sería lo mismo, no podría haber imaginado que sería de verdad así. Sé que lo hicimos juntos, y que fue parte del proceso que yo estaba viviendo, pero se colocaron tan bien las cosas dentro de mí que siento que fue magia. ¡Chas! De un momento a otro todo tenía sentido, y las respuestas que llevaba meses buscando por ahí se mostraron claras y transparentes. Además David tenía razón: La angustía que sentía por la tristeza de mi hija ha desaparecido, puesto que al desaparecer mi tristeza, la suya también lo hizo. 

 

Ainhoa. Productora audiovisual.

 

 

Asomarse a un espejo en el que verte reflejada. Y ahí ves todas tus caras, no hay escapatoria posible. Y ahí estás tú y contigo David que te da la mano y te muestra aquello que tú muy bien sabes, pero no te atreves a decirte. Un viaje en el que ya no hay vuelta atrás. Se te caen todas las máscaras y te encuentras desnuda frente a ti misma. Tu boca se abre y no la puedes cerrar durante 12 días y 11 noches. Así es una sesión con David. Un antes y un ahora. Y entonces todo encaja.

 

María. Coach y Poeta.

 

 

Con cariño y entrega, David me ha ayudado a ver con claridad las raíces de mis problemas. También me ha inspirado para recuperar mi vida, para empezar a vivir desde mi esencia única e irrepetible, como él dice: "pase lo que pase, pese a quien pese, piensen lo que piensen".

 

Anónimo. Periodista y docente.

 

 

Encontrar a David ha sido una de las experiencias especialmente únicas de mi vida, y a la vez fue como si desde siempre le hubiese conocido. Con una intuición extraordinaria, con mucho esmero y una dedicación absoluta, con una paciencia infinita y hablándome en mi lenguaje, David me puso ante mí. Me dejé caer con toda confianza, y me quedé atónito al ver las puertas que siempre habían estado abiertas, y por las cuales no me había atrevido a pasar nunca. Siento que la sesión ha engendrado un cambio profundo en mí, manifestándose continuamente de forma sutil, pero con gran potencia, aún hoy, mucho tiempo después.

 

Christian Klose, Piloto e ingeniero aeronáutico.

 

 

Soy consciente de que llegué a David después de un largo y profundo trabajo personal, a través de muchas vías distintas. Sin embargo, al salir de la consulta sentí de inmediato que un aire nuevo ya había entrado en mí. Y dos o tres días después algo se colocó, se instaló, se giró (no encuentro palabras para definirlo exáctamente). Comencé a sentirme muy extraña en mi entorno cotidiano, y a partir de un conflicto laboral, por fin, después de muchos años intentando comprender, pude hacer consciente lo que siempre me había pasado. Ahora sé que no se trata de los demás, que no es el otro el que quiere hacerte la vida imposible, que no son reales nuestras decisiones basadas en los supuestos errores de los demás, que no hay culpables, que somos lo que pensamos... Sentí profundamente que lo que había sucedido en la consulta de Tarot me había cambiado la vida.

 

Elysabeth. Maestra.

 

 

Desde que comencé a leer a David, empecé a despertar una parte esencial en mí que estaba tapando. Por eso me animé a contactar con él para una sesión de Tarot, y ese momento compartido fue un revulsivo tal que aún lo estoy asimilando. Ha sido una maravillosa experiencia. Muy bonita su forma de plasmar en palabras lo que iba viendo. Lo he hecho mio desde el principio. Y me ha hecho sentir muy cómoda, incluso destapando mis partes menos bonitas.

 

María. Psicóloga e instructora de yoga.

 

 

Desde la sesión me siento muy extraña, como si estuviese mudando de piel y ya no hubiese vuelta atrás. David hace un trabajo honesto, profesional y cercano. Más allá del Tarot, de su infinita paciencia y de su calidez humana, no sé exáctamente qué hizo conmigo, pero me ha ayudado muchísimo. Es el trabajo más potente que he hecho jamás.

 

Sol. Educadora.

 

David Testal, la magia que refleja tu sabiduría.

Fran. Master del universo.

 

 

 

 

 

 

​​